En Ferreaceros somos distribuidores de acero por eso le contaremos a continuación sobre sus características, propiedades y usos, para que pueda saber cómo elegirlo adecuadamente.


El acero es esencialmente hierro mezclado con otros elementos como:


CARBONO: Reduce la ductilidad y soldabilidad del hierro mientras añade dureza a la mezcla.

ALUMINIO. Se produce acero de grano fino.

AZUFRE: Se añade para aumentar la maquinabilidad del acero.

CROMO: Aumenta la profundidad de endurecimiento.

COBRE: Aumenta la resistencia a la corrosión.

MANGANESO: Opera como desoxidante y neutraliza el azufre, facilitando la laminación y moldeo.

SILICIO: Antioxidante y endurecedor.

NÍQUEL: Mejora el resultado del tratamiento térmico, y junto con el cromo, previene el desgaste.

MOLIBDENO. Mejora el resultado del tratamiento térmico, aumenta la dureza y resistencia a la temperatura.


PROPIEDADES DEL ACERO


  • Se puede soldar con mucha facilidad.
  • Es un material más duro que el hierro (y por ende más frágil).
  • Es un buen conductor de la electricidad y del magnetismo.
  • Tiene la capacidad de conservar su forma después de ser sometido a un esfuerzo. Cuentan con la facilidad de ser roto al ser sometido a un esfuerzo.
  • Resiste a la aplicación de una fuerza externa sin romperse.
  • Tiene un cuerpo que incluye lo relacionado al peso, volumen, masa y densidad del acero.
  • Es capaz de conducir temperatura y emanar rayos infrarrojos en el medio (radiación).

USOS DEL ACERO


  • Sirve para fabricación de carrocería y esqueleto de todo tipo de vehículos.
  • Piezas de maquinaria, tanto automotrices como para maquinaria agrícola, armamento militar o tecnología industrial.
  • Para todo tipo de objetos como soldaduras, tornillos, tuercas, remaches, chapas troqueladas, muelles de válvulas, martillos, llaves, destornilladores, etc.
  • Herramientas de cocina, sartenes, ollas, cubiertos, etc.
  • Piezas de construcción como las vigas para el embaulado del hormigón.